En www.diabalance.com utilizamos cookies, propias y de terceros, para garantizar la navegación por el sitio web y mejorar nuestros servicios, así como mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que consiente su uso. Acceda a nuestra Política de cookies para obtener información adicional sobre las cookies utilizadas, su finalidad y la forma de gestionarlas.

¿Cómo afecta la primavera a las personas con diabetes?

La llegada de la primavera, con el aumento de la temperatura, el alargamiento de los días y la posibilidad de hacer planes al aire libre, suele animarnos. Es un buen momento para disfrutar de largas caminatas por el campo, que está lleno de vida. Pero aunque pueda resultar paradójico, también afecta negativamente a algunas personas, provocando cansancio, tristeza, trastornos del sueño y falta de energía. Es la conocida astenia primaveral.

efectos primavera diabetes

No se trata de una enfermedad, es una adaptación del cuerpo a los cambios de temperatura y humedad que dura solo un par de semanas. Según una encuesta realizada en 2012 por el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO), las más afectadas son las mujeres de entre 35 y 50 años y las personas que sufren alergia. También los estudiantes, ya que están en la recta final del curso. Los niños y los mayores de 65 años más que cansancio sufren irritabilidad y falta de apetito. Se supera sin necesidad de ir al médico ni tomar medicamentos, pero si tienes diabetes y astenia primaveral, tus niveles glucémicos pueden verse alterados.

Para reducir sus efectos es muy importante cuidar la alimentación y adaptarla al cambio de estación. La práctica deportiva también ayuda, ya sea exterior o interior (llega la época de las temidas alergias al polen). Por último, se recomienda aumentar las horas de descanso, a más necesidades energéticas más horas de sueño. Es fundamental que estés atento a tus niveles glucémicos y requerimientos de insulina. Generalmente, se requiere menos insulina en primavera y más cantidad al llegar el otoño. Con ayuda de tu equipo médico podrás mantener las posibles variaciones de tus niveles de glucosa en sangre lo más cercanos posible a los valores recomendados.

Bibliografía:

logo footer new

Buscador (móvil)