Análogos de insulina

Imprimir

Escrito por Administrador DiaBalance.

Los análogos de insulina o insulinas "de diseño", que facilitan el control de la glucosa en la sangre, han sido diseñados genéticamente para asemejarse a la insulina producida por el páncreas. Al controlar y evitar la hiperglucemia (glucosa alta) e hipoglucemia (glucosa baja), se puede reducir el riesgo de complicaciones diabéticas y mejorar la calidad de vida de las personas que padecen diabetes. Al igual que las insulinas tradicionales, los nuevos análogos de insulina se inyectan con una jeringa, un bolígrafo de insulina o una bomba de insulina. Los análogos de insulina incluyen las insulinas basales de acción prolongada (glargina y detemir) y las insulinas en bolo de acción rápida (lispro, aspart y glulisina).