Enfermedad arterial periférica

Imprimir

Escrito por Administrador DiaBalance.

También denominada enfermedad vascular periférica. La enfermedad arterial periférica ocurre cuando existe un estrechamiento de los vasos sanguíneos fuera del corazón. Es una forma sistémica de aterosclerosis (Ver Arteriosclerosis) que produce síntomas en los sistemas vasculares de las extremidades, del cerebro o del riñón. El flujo sanguíneo está restringido por una acumulación intraarterial de depósitos blandos de lípidos y fibrina que se endurecen con el tiempo, especialmente en las curvas o bifurcaciones de las paredes arteriales. Los pacientes no suelen darse cuenta de los cambios hasta que el diámetro de la luz arterial se ha reducido a la mitad. Los signos tempranos son la claudicación intermitente y el dolor isquémico en reposo. Cuando la obstrucción del flujo sanguíneo es lo suficientemente grave puede causar la muerte de los tejidos y, de no tratarse, pueden aparecer úlceras o incluso ser necesaria la amputación del pie o la pierna. Una persona con enfermedad arterial periférica tiene un mayor riesgo de infarto, derrame y ataque isquémico transitorio. La diabetes es una de las principales causas de enfermedad arterial periférica (la incidencia de enfermedad arterial periférica es máxima en varones con diabetes). En las personas con diabetes, el azúcar se acumula y provoca cambios en los vasos sanguíneos que dan lugar a problemas circulatorios. Otros factores de riesgo son la obesidad y el estrés.