Gangrena diabética

Imprimir

Escrito por Administrador DiaBalance.

Si no se toman las medidas adecuadas con el pie diabético (consecuencia de una neuropatía diabética y que cursa con pérdida de sensibilidad, artropatía y riesgo vascular disminuido), se produce necrosis seca o húmeda de la extremidad, lo que puede comportar la necesidad de amputación. Con la prevención adecuada, el pie diabético es tratable y la gangrena puede evitarse.