Inyección subcutánea

Introducción de una aguja hipodérmica (con una jeringa) en el tejido subcutáneo (capa de tejido graso inmediatamente por debajo de la piel), habitualmente en la parte superior del brazo, el muslo o el abdomen. Estas inyecciones se administran debido a que hay poco flujo de sangre en el tejido graso y el medicamento inyectado (por ejemplo, la insulina) generalmente se absorbe de forma más lenta. Para combatir la hipoglucemia, el glucagón puede administrase mediante inyección subcutánea o intramuscular.

logo footer diabalance pascual

Buscador (móvil)