Aviso sobre la política de cookies

En www.diabalance.com utilizamos cookies, propias y de terceros, para garantizar la navegación por el sitio web y mejorar nuestros servicios, así como mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que consiente su uso. Acceda a nuestra Política de cookies para obtener información adicional sobre las cookies utilizadas, su finalidad y la forma de gestionarlas.

Glosario de términos

Glosario de términos

Slogan

soluciones_globales.jpg

Login de usuarios

Social Media Icon Links

Buscar

Ruta de migas

Imprimir

Polidipsia

Sed excesiva. Tomar grandes cantidades de agua suele ser saludable; sin embargo, las ganas de beber demasiado pueden ser el resultado de una enfermedad. La polidipsia es característica de varios trastornos diferentes, como la diabetes (mellitus) y la diabetes insípida. En la diabetes, la concentración excesiva de glucosa en la sangre aumenta osmóticamente la excreción de líquido mediante el incremento de las micciones, lo que produce hipovolemia y sed; la sed excesiva puede ser un síntoma de la presencia de altos niveles de azúcar en la sangre y puede ser una clave importante en la detección de la diabetes. En la diabetes insípida, el balance entre la cantidad de agua o líquido ingerido no se corresponde con el volumen de excreción urinaria; la causa es una falta de respuesta o una respuesta deficiente a la hormona antidiurética vasopresina (que controla el balance hídrico mediante la concentración de orina). Los pacientes con diabetes insípida orinan mucho, por lo que necesitan beber bastantes líquidos para reemplazar los que pierden.