Resistencia a la insulina

La resistencia a la insulina es una alteración en la que el organismo tiene problemas para responder a esta hormona y que aumenta las probabilidades de desarrollar diabetes mellitus tipo 2 y enfermedades del corazón. La insulina actúa como la puerta de entrada de la glucosa a las células, para ser utilizada como energía. Si existe resistencia a la insulina, las células no responden a esta hormona y la insulina no puede hacer su trabajo, la glucosa llega a la célula, pero no puede entrar. Entonces, el páncreas trata de normalizar los niveles de glucosa en la sangre mediante la producción de más insulina; esto ayuda únicamente al principio, pero luego la insulina extra deja de tener efecto y la glucosa incluso puede aumentar. Reducir la cantidad de calorías, realizar actividad física y bajar de peso pueden revertir la resistencia a la insulina y reducir el riesgo de padecer diabetes mellitus tipo 2 y enfermedades cardiacas. No existe una prueba que se use comúnmente para el diagnóstico de la resistencia a la insulina y, además, las personas que la padecen no suelen presentar síntomas. La resistencia a la insulina generalmente comienza antes de que la diabetes mellitus tipo 2 sea diagnosticada. El síndrome de resistencia a la insulina también recibe el nombre de síndrome metabólico (Ver Síndrome metabólico).

logo footer diabalance pascual

Buscador (móvil)