Regulación de la insulina frente al ejercicio en personas con diabetes mellitus tipo 1

Imprimir

Escrito por Administrador DiaBalance.

Tipos de ejercicio en diabetes mellitus tipo 1 y medidas a tomar

Son recomendaciones generales, la experiencia de cada individuo determinará el ajuste final individualizado.

  1. Ejercicios no programados

    Como no podrás modificar la dosis de insulina ya administrada, tendrás que utilizar los suplementos de hidratos de carbono para evitar la hipoglucemia, 10 g por cada 30 min de actividad física.

    1. Si la glucemia previa es alta o han transcurrido menos de 2 horas desde la última ingestión deberías tomarlos durante y después del ejercicio.
    2. Si la glucemia es normal, han transcurrido más de 2 a 3 horas desde la última comida o los niveles de insulina después del ejercicio son altos deberías tomarlos antes y durante el ejercicio.
  2. Ejercicios programados
    1. Deportes de resistencia de larga duración

      (2 horas o más): carrera y jogging, maratón, marcha atlética, montañismo, ciclismo, etc.

      • Baja intensidad: 120 min, reduce la insulina de 20% a 40%; 180 min, reduce tu insulina de 30% a 60%
      • Intensidad moderada; 120 min, reduce la insulina de 40%-70%; 180 min, reduce la insulina 60%-90%
      • Intensidad alta: 120 min, reduce la insulina de 60%-90%; 180 min, reduce la insulina 75%-100%

      Ten en cuenta que estas reducciones de insulina se aplican a los picos de concentración de insulina específicos durante el ejercicio (la regular o lispro que siguen a una comida, NPH matutina o lenta durante el ejercicio por la tarde. Si el ejercicio se realiza después de 3 a 4 horas tras la última inyección de insulina de acción corta puede necesitarse una menor reducción. Toma suplementos de hidratos de carbono durante el ejercicio: líquidos en una maratón, pero en actividades que no requieren tanto esfuerzo pueden ser sólidos (p. ej., plátano, galletas o barritas especiales de suplementos de hidratos de carbono).

      Cada suplemento tiene que contener de 10 a 20 g de hidratos de carbono (aproximadamente) y hay que consumirlo cada 30-45 minutos.

    2. Deportes de potencia de duración media

      (60-90 minutos): deportes de equipo (fútbol, básquet, hockey, rugby, etc.), natación

      • Controla tu glucemia antes del deporte.
      • Toma un suplemento de 15-20 g de hidratos de carbono si la glucemia está baja.
      • Controla tu glucemia a la mitad y al final de la actividad.
      • Si te estás tratando con múltiples dosis de insulina, cuando hagas deporte antes de las comidas (desayuno, comida y cena) generalmente no será necesario que realices modificaciones en la dosis de insulina aunque posiblemente necesites un pequeño suplemento de 10 g de hidratos si tienes la glucemia baja. No obstante si realizas el ejercicio después de las comidas (antes de 4 horas de administrada la insulina rápida o antes de 2 horas en el caso de análogo de rápida) debes reducir la dosis previa de insulina en aproximadamente un tercio o bien tomar un suplemento de 10-20 g de hidratos de carbono por cada 30 minutos de ejercicio físico.
    3. Ejercicios breves muy intensos

      Especialidades de atletismo, pruebas de velocidad de natación, deportes de lucha, pesas, etc.

      • Debes evitarlos si el control glucémico previo no es bueno.
      • No debes reducir la dosis de insulina previa y tampoco es recomendable administrar una dosis suplementaria de insulina después del ejercicio para corregir esta hiperglucemia, por el mayor riesgo de hipoglucemia tras el ejercicio.
    4. Ejercicios con sesiones de larga duración, pero con actividad irregular e intermitente

      Esquí

      • Si inicias el ejercicio por la mañana, reduce la dosis matinal de insulina retardada.
      • Reduce la insulina rápida antes de desayunar.
      • No inyectes más insulina hasta finalizar la actividad, a menos que se realicen ingestas, en cuyo caso habrá que reducir también la dosis de insulina rápida.
      • Es mejor tomar pequeños suplementos (cada 2 horas) que una comida copiosa.
      • Controla tu glucemia cada 2 horas para prevenir la hipoglucemia y hacer las medias correctoras, si es el caso.

La realización de un ejercicio que se acompaña de esfuerzo con riesgo intenso o ansiedad puede conllevar el aumento de la glucemia.